¿Sabías que...?

  • Las cucarachas viven casi en cualquier parte del mundo y pueden sobrevivir en entornos muy distintos, desde interiores hasta climas extremadamente fríos.
  • Las cucarachas suelen vivir en cuevas, minas, nidos de ave, nidos de termitas, desiertos, cerca del agua… la mayoría en exteriores.
  • Unas 20 especies de cucaracha viven con unas condiciones de temperatura y humedad muy similares a las requeridas por los humanos.
  • Prefieren vivir en casas, restaurantes, tiendas de comida, hospitales… estos entornos con climas estables aseguran su supervivencia.
  • Las cucarachas transportan multitud de gérmenes y bacterias en sus cuerpos. Se han encontrado casos que han causado tuberculosis, cólera, lepra, disentería y tifus, entre otros más comunes como la salmonela.
  • Las cucarachas pueden sobrevivir a una amputación de cabeza si van bien alimentadas, aunque naturalmente no pueden alimentarse y mueren en algunas semanas.
  • Son capaces de soportar dosis de radioactividad de 6 a 15 veces superiores a la de los seres humanos.
  • Las cucarachas prefieren alimentos con gran contenido en almidón, grasas y azúcares, y pueden comer desde cuero a pegamento.
  • Prácticamente no han evolucionado desde su aparición en el Carbonífero, hace unos 300 millones de años.
  • Son prácticamente ciegas y usan sus antenas en contacto continuo con las superficies para detectar vibraciones, cambios de temperatura y humedad.
  • La mayoría de las veces las cucarachas mueren boca arriba debido a que el rigor mortis hace que se contraigan sus patas, de forma que se desequilibran y finalmente vuelcan. Aunque también es una postura que suelen adoptar como mecanismo de defensa, simulando su muerte.